Blog de Marketing Digital de Resultados

RD Station en español: Todo lo que necesitas saber sobre Marketing Digital y Ventas

Google Analytics: qué es y cómo hacer la configuración inicial

Conoce cómo Google Analytics puede monitorear con eficacia tu actuación online y empieza a hacer estrategias consistentes para tu negocio con ella

Si llegaste a este artículo es porque probablemente ya tienes un sitio web y tal vez ya tienes Google Analytics instalado en tus páginas. Pero si aún no conoces esta herramienta, ¡ha llegado la hora!

A pesar de que hoy es casi una regla tener Google Analytics configurado, aún es posible encontrar muchas empresas que no explotan el potencial de esa herramienta.

En este artículo vamos a mostrarte la importancia de un análisis periódico y cómo iniciar esta práctica.

eBook gratuito: La guía completa de Inbound Marketing

¿Quiere aumentar las ventas? Descargue este eBook y aprende de forma simple, cómo el Marketing Digital te puede ayudar a mejorar los resultados en tu negocio.

¿Qué es Google Analytics?

Google Analytics es la herramienta de monitoreo y análisis de sitios web y aplicaciones más utilizada en el mundo. Algunas de sus ventajas son: facilidad para configurar, integración con otros servicios de Google como AdWords y Search Console, y una versión gratuita muy completa.

Con la herramienta instalada correctamente, es posible monitorear el perfil de quien accede a tu sitio, las páginas más accedidas, conversiones, dispositivos, ciudades y muchos datos más. A continuación, puedes conocer algunos motivos apra comenzar a usar la herramienta.

3 razones para utilizar Google Analytics

Con seguridad existen miles de preguntas que te haces a diario sobre tu negocio o tu blog,  que pueden ser fácilmente contestadas simplemente abriendo Google Analytics.

Los datos sobre el tráfico de tu página, la ubicación de sus visitantes, los canales de origen y la información en tiempo real de lo que está sucediendo en tu sitio web son solo una fracción de lo que se puede ver en la herramienta.

Seguir el comportamiento de tu público objetivo es importante en diversos niveles, pero vamos a señalar aquí algunos ejemplos relevantes para cualquier negocio:

1. Entender el mejor horario para tus acciones

Saber los días del mes, de la semana e incluso las horas que tus visitantes más interactúan en el sitio.

Con estos datos en manos, además de poder programar acciones, es posible saber también lo que no debes hacer en los momentos de mayor acceso, como una actualización de sitio que impactará a buena parte de sus usuarios.

2. Descubrir las causas de abandono de tu sitio

Analizar la tasa de rechazo. Es decir, cuántos de tus visitantes abandonan tu sitio sin al menos interactuar con él.

Si vendes un servicio y tu sitio no está generando ventas, ya sabes que algo está mal, pero, analizando ese dato, es más fácil entender si el problema está en la página o en el producto en sí.

3. Comprender cuales son los dispositivos utilizados por tus visitantes

Hoy es imprescindible que tus páginas estén optimizadas para dispositivos móviles. Incluso, esta es una de las cuestiones que pueden perjudicarte en los resultados de búsqueda, si no estás de acuerdo con las directrices de Google.

Así mismo, es posible que necesites invertir más en móviles a lo largo del tiempo, e incluso pueda que para tu negocio, tenga más sentido desarrollar aplicaciones o acciones para móviles y no para desktop.

Al analizar el tráfico a través de Analytics, es posible saber qué dispositivo ha sido más utilizado por tus visitantes para acceder al sitio.

Cómo usar Google Analytics: configuraciones básicas

En primer lugar, necesitarás una cuenta de Google. Es preferible una que sólo tú tengas acceso y que sea de uso profesional, ya que deberás utilizarla mientras el sitio exista.

Luego, es sólo acceder a la página de inicio de Google Analytics y registrarse.

El propio sistema indicará los próximos pasos. Después de hacer clic en el botón “Regístrese” y completarar los datos solicitados, recibirás un código de seguimiento.

El código se debe insertar en todas las páginas de tu sitio. Generalmente en páginas html el código se agrega antes del tag de cierre </head>.

El lugar de inserción puede variar, si tu sitio se ha hecho en WordPress, por ejemplo, puedes buscar una opción para poner el código en el encabezado e incluso instalar un plugin para facilitar el proceso.

¡Listo! Ahora solo debes esperar 24h para que sus datos comiencen a ser capturados.

Si deseas que otras personas utilicen Analytics, no hay problema: podrás dar acceso a otros usuarios yendo a “Administrar”, seleccionar la cuenta  deseada y hacer clic en “Administración de usuarios”.

En “Adicionar permisos a” introduce el email del usuario de Google que deseas agregar y elige el permiso que se concederá. Por último haz clic en “adicionar”.

Es importante recordar que la herramienta trae innumerables posibilidades y entre mejor configurada esté, más datos estructurados será capaz de traer.

Una gran idea es profundizar tanto en la configuración como en el análisis y en los informes que ella es capaz de generar.

El propio Google ofrece un canal en YouTube y una página específica para aprender con consejos y cursos sobre el servicio ofrecido por ellos.

Diviértete con Analytics

Este es el momento de conocer y familiarizarse con la interfaz de la herramienta. Incluso con la configuración básica, las posibilidades son enormes.

Interactúa con todas las secciones, echa un vistazo al menú lateral por completo y, si es posible, estudia las configuraciones avanzadas y los informes personalizados. Estos harán tu vida mucho más práctica y completa.

Y claro, aprovecha para reunir información interesante sobre tu negocio y prepárate para la acción.

Un buen consejo es prestar atención a las dimensiones – principal y secundaria – de los informes. Ellas permiten innumerables combinaciones y pueden traer exactamente la información que necesitas.

Dale una oportunidad para que los insights sean recurrentes en tu día a día. Si no tienes conocimiento de un problema y su causa, ¿cómo podrá surgir una solución?

Los datos son bases confiables para la toma de decisiones cuando, además de bien analizados, son consistentes – y la consistencia lleva tiempo.

Es posible que veas algunos resultados desencadenados al analizar la información en períodos cortos de tiempo, pero en un momento dado, reconocerás un patrón y podrás ver puntos fuera de la curva e insights.

Considera esta herramienta de análisis como un aliado más para hacer surgir nuevas ideas y soluciones. Hasta cuando las cosas van bien podemos encontrar diferentes nichos y oportunidades de optimización.

Como material de investigación, vale la pena ver en Occam’s Razor, un blog súper especializado en web data escrito por el evangelista en Marketing Digital de Google, Avinash Kaushik.

Bonus: los 4 errores más comunes en Web Analytics

Después de configurar tu cuenta en Google Analytics y explorar varias funcionalidades de la herramienta, es necesario tener cuidado para no caer en errores comunes de Web Analytics y manterse enfocado en los datos que realmente importam.

Por eso, mostramos ahora las  as principais trampas para quien está comenzando a medir resultado y analizar mejorías:

Enfocarse en métricas de vanidad

Muchas personas se impresionan con algunos números comunes en Internet: número de pageviews, impresiones en Twitter, número de “me gusta” en Facebook, visualizaciones en Youtube, etc.

Ese tipo de métrica hace bien solo al ego. El responsable de Marketing gana crédito y admiración en la empresa y todo parece perfecto. Falta sin embargo un punto esencial: ¿cuánto eso contribuirá para las ventas? Al final, vender es la única actividad que trae dinero a la empresa, y todo el resto son gastos.

Las métricas de vanidad no dicen nada porque, además de no indicar como el Marketing Digital efectivamente contribuye a la generación  de oportunidades de negocio, tampoco mostrarán cómo la empresa deve optimizar sus acciones.

60.000 pageviews no dicen si el sitio fue visto por 100 o por 60.000 pessoas, dos casos bien diferentes que demandarían tipos de mejoras diferentes (aumentar el alcance vs. hacer el contenido más enganchador, por ejemplo). Y máss importante que eso, el número no dice cuántas de esas personas se hicieron Leads o Clientes, que son resultados reales para la empresa.

De la misma forma, una base grande de seguidores en Twitter no quiere decir que todas esas personas de hecho lean y accedean al contenido que tu empresa publica.  Menos aún qye se hicieran clientes después de eso.

Claro que en general es bueno tener una gran audiencia, pero es necesario tener cuidado. El objetivo de tu empresa no es hablar para un gran número de personas y sí vender y tener clientes. Si tus acciones no están llevando a ese camino, de nada sirven.

Tomar decisiones precipitadas en función de métricas incompletas

Sí, la idea de un buen sistema de métricas es permitir que tu empresa tome decisiones encima de eso y consiga mejoras de desempeño.

El único problema es que no siempre las métricas son lo que parecen y pueden hacerse una trampa si tu empresa toma decisiones precipitadas.

Un ejemplo donde eso queda claro es ser rígido de más y solo considerar como importante las fuentes de tráfico que generan buena conversión por visita.

Si, por ejemplo, un potencial cliente descubre la empresa por Twitter y, después de varias visitas en días diferentes, hace la conversión a partir de un acceso directo (digitando la dirección en el navegador), no sería 100% correcto contabilizar esa conversión en el campo de tráfico directo.

En ese caso, el número de visitas también es importante, ya que muchas veces la conversión de un Lead solo viene después de varias visitas al sitio web.

Enfocarse en optimización antes de hora

Optimización de una forma general, sea en Adwords, SEO, Landing Pages, títulos de posts, Call-to-action, etc., solo traen resultado cuando hay un volumen significativo para aquél determinado item.

Por ejemplo, ¿de qué sirve gastar 10h para optimizar una Landing Page que posee apenas 50 accesos mensuales? Si la tasa de conversión es 6% y consigues pasaar a 12% (lo que no es fácil…), el número de Leads generados por aquella página pasaría de 3 a 6 Leads mensuales. Ciertamente no compensaría la inversión hecha.

Por lo tanto, enfócate primero en aumentar el volumen de los canales para después pensar en las optimizaciones.

No actuar sobre las métricas

A pesar de predicar el cuidado antes de tomar decisiones, de nada sirve medir todo eso si la empresa no va a actuar.

Si tus palabras clave no están bien posicionadas en Goolge, es necesaario trabajar en las optimizaciones y la producción de contenido. si tu perfil en Twitter no está creciendo y atrayendo tus clientes, es necesario alterar tu política de uso.

El proceso de análisis y medición de los esfuerzos de Marketing Digital requiere trabajo. Por eso, no vale la pena hacerlo si tu empresa no está dispuesta a trabajar en las correcciones y oportunidades.

Este post fue originalmente escrito en portugués por Rebeca Machado y tiene adaptaciones para el mercado de Latinoamérica y España.

Tags:

Deja tu comentario