Acesse sua conta

Blog de Marketing Digital de Resultados

RD Station en español: Todo lo que necesitas saber sobre Marketing Digital y Ventas

Conoce cuáles son los 4 pilares fundamentales de la planificación para redes sociales

A estas alturas, ya debes saber que no se supone que debas salir publicando cualquier cosa en las redes sociales de tu empresa, por lo que vale la pena profundizar en la planificación

Una buena planificación de las redes sociales incluye aspectos como público objetivo, estrategia de presencia en el canal, frecuencia de publicación y seguimiento constante de resultados. Al tener un plan claro para tus redes sociales, la empresa aún gana la flexibilidad para aprovechar los temas del momento.

La presencia de marcas en las redes sociales requiere planificación. Por ello, cualquier estrategia de marketing comienza con la definición de objetivos, indicadores, audiencia, plazos y responsables.

Pero muchas marcas no tienen ninguna planificación para las redes sociales. ¡Entran sin saber qué hacer allí! Y, de esta forma, desperdician gran parte del potencial del Marketing de estas plataformas.

No queremos que eso te suceda con tu empresa. Por eso, traemos este contenido para ayudarte ¡Echa un vistazo y descubre cuáles son los 4 pilares de una buena planificación para redes sociales!

¿Qué necesito saber antes de planificar las redes sociales?

Antes de planificar las redes sociales, es importante definir los objetivos de marketing y de la empresa en su conjunto.

Después de todo, la estrategia de redes sociales solo tiene sentido si ayuda a la empresa a lograr sus objetivos: vender más, expandir su alcance, generar más leads o atraer visitantes al sitio, por ejemplo.

La planificación para las redes sociales, por tanto, es la forma de organizar ideas y estrategias para que cumplan su rol en la estrategia empresarial.

Por ende, es necesario repasar los puntos que presentaremos a continuación: audiencia, objetivo, canales, frecuencia de publicación, contenido y monitoreo de resultados.

Conoce con quién habla tu marca

Las redes sociales se hicieron para crear conexiones. Son poderosas herramientas de relación entre marcas y consumidores. Entonces, para conectarte con la gente, necesitas saber con quién estás hablando. Para hacer esto, lo ideal es perfilar tu buyer persona durante la planificación.

Una persona es la descripción de un personaje ficticio que representaría a tu cliente ideal. Es con este personaje en mente que tus contenidos podrán escalar en tu adiencia, pues abordarás los temas que le interesan a esa persona, resolverás sus dudas y necesidades, hablarás en su idioma y estarás en los canales que utiliza.

Ten en cuenta que un buyer persona va más allá del concepto de público objetivo, que probablemente ya hayas definido para tu marca.

Mientras que el público objetivo segmenta a las personas superficialmente según el género, edad y ubicación, el buyer persona profundiza los intereses y comportamientos del público a lo largo de su jornada de descubrimiento y aprendizaje sobre tu marca.

Define una estrategia de planificación para redes sociales

Si ya sabes con quién estás hablando en las redes sociales, ¿qué estrategias deberías adoptar para comunicarse con tu persona? Definir una estrategia muestra el camino para llegar a tu buyer persona, construir una relación con ella y lograr resultados.

Para eso, la estrategia debe comenzar con la definición de objetivos y metas. Piensa en lo que quieres conseguir a corto, medio y largo plazo en las redes sociales. Establece objetivos cuantificables y medibles para que los indicadores puedan mostrar si los has alcanzado.

Con los objetivos y metas a la vista, marca el camino para alcanzarlos. Analiza el contexto de tu mercado, cómo operan los competidores, cómo se relaciona el público con las marcas y qué oportunidades puedes explorar en las redes sociales.

Define qué contenido producirás (pago y orgánico), qué líneas editoriales seguirás y cómo se organizará a tu equipo.

Al definir tu estrategia de redes sociales, también deberás definir qué metodología utilizarás. Puedes trabajar con diferentes metodologías, como Inbound Marketing y Outbound Marketing o incluso Unbound Marketing. Esta última metodología combina técnicas de Inbound y Outbound para acompañar al consumidor en su jornada.

Establece canales, constancia y frecuencia

Muchas marcas colocan este paso al principio, definiendo primero los canales y el contenido. Pero la elección de las plataformas depende de la definición de los objetivos estratégicos y del perfil del buyer persona, lo cuál debemos descubirir en etapas anteriores, como ya mencionamos.

Cada red social tiene diferentes características, formatos e idiomas, que atienden a diferentes audiencias y ayudan a cumplir diferentes objetivos de Marketing. Por lo tanto, es importante estudiar cada red social para elegir las plataformas que estén más alineadas con tu planificación.

Al definir canales, ya podrás planificar un calendario de publicaciones que garantice su periodicidad. Las marcas deben tener publicaciones constantes, con un intervalo de tiempo adecuado entre ellas, para no perder el engagement de los seguidores y demostrar actividad a los algoritmos que siempre están trabajando.

Vale la pena señalar que no existe una frecuencia universal de publicaciones: lo importante es evaluar tu capacidad de producción y hacer experimentos con tu público para ver qué funciona mejor.

Administra el contenido y monitorear resultados

En redes sociales, no es suficiente solo publicar contenidos. En la punta del iceberg están las publicaciones que aparecen a los seguidores, pero detrás de ello, hay muchas otras actividades de gestión de redes sociales.

Esta gestión incluye organización rutinaria, producción de contenido, programación de posts, análisis de los informes de resultados y mucho más. Uno de los temas más importantes de la gestión de redes sociales es la supervisión de los resultados de las publicaciones.

Es necesario monitorear el performance de las publicaciones para saber qué funcionó y qué temas o formatos produjeron la mayor cantidad de interacciones. Aunque es un paso descuidado por muchas marcas, esta evaluación es la que alimenta la planificación de las próximas publicaciones, para que generen aún más resultados.

Para gestionar y acompañar los informes de redes sociales, es esencial contar con materiales y herramientas que ayuden a tu equipo a organizar las actividades y planificar el contenido.

Una buena planificación para las redes sociales no necesita ser complicada

¿Ya tienes la planificación lista? ¡Maravilloso! ¡Es hora de colocarla en práctica y perfeccionar tus redes sociales! Pero no seas rehén de lo que has definido: una buena planificación para redes sociales siempre está abierta al cambio, para adaptarse a la realidad y acompañar los temas del momento.

Además de aprovechar las novedades, es importante, junto con el análisis de resultados, comprender e identificar lo que no funciona para tu marca. De esta manera, podrás evaluar todos los matices y obtener mejores resultados. Después de recopilar toda esta información, es hora de tomar decisiones y modificar lo que se planeó al principio, para exlcluir lo que ahora sabes que no funciona.

Las conversaciones en las redes sociales y las respuestas de los usuarios en tus contenido también deben considerarse Insights de mejora. La intención es recopilar la mayor cantidad de datos posibles y transformarlos en información valiosa para mejorar cada vez más.

Tags:

Deja tu comentario

Comentários