El Inbound Marketing es una estrategia de marketing que se utiliza para atraer a los consumidores, proporcionándoles información relevante y útil. Mientras que el marketing tradicional bombardea a la audiencia con cosas y materiales que no siempre les gustan y peor aún, no les son útiles.

Con el Inbound Marketing buscamos crear interacciones con nuestra audiencia, mientras les ayudamos a enfrentar los retos que tienen.

¿Cómo se hace esto?, con una estrategia de contenidos bien elaborada.

Desarrollar una estrategia de contenidos es crucial para el éxito de tu estrategia de inbound marketing. Sin una estrategia de contenidos, te quedarás con mensajes de marketing insípidos, poco interesantes y huecos que, con el paso del tiempo, hemos ido viendo que son cada vez más ineficaces.

En este artículo, te voy a dar algunos tips para que puedas montar una estrategia de contenidos ganadora, para ayudarte a llevar tu estrategia de Inbound Marketing al siguiente nivel.

Marketing de Contenidos para Resultados

La guía completa para empresas que quieren crecer utilizando una estrategia de contenido.

¿Qué es una Estrategia de Contenido Digital?

Una estrategia de contenido digital es un plan que nos ayuda a alcanzar las metas y objetivos de nuestro negocio mediante el uso de contenidos.

El contenido es la piedra angular de tu mensaje de marketing. Puedes incluir cosas como publicaciones en tu blog, artículos, infografías, vídeos, testimonios, casos de estudio… la lista es interminable. Una estrategia de contenidos es una forma de averiguar qué se ajusta a tu marca y qué atraerá a tu público objetivo.

Aunque los objetivos empresariales pueden variar mucho entre las distintas organizaciones, es probable que el propósito de tu contenido sólo tenga una meta: estimular el interés por tus productos o servicios y aumentar las ventas.

¿Qué es el «Contenido»?

Dado que el contenido puede abarcar una gran variedad de medios, canales y temas, lo mejor es pensar en el contenido siguiendo las líneas del marketing digital, que suele constar de cuatro elementos básicos:

Información: ¿cuál es la esencia de tu mensaje?, ¿qué intentas transmitir a tu público objetivo? La información puede ser objetiva, práctica, entretenida o una combinación de las tres.

Contexto: ¿qué se supone que el contenido te ayudará a ti y a tu lector a lograr?, ¿a quién va dirigido el contenido?, ¿por qué se publica y por qué querría el usuario consumirlo?

Medio: ¿en qué canal estás publicando el contenido y cómo influye eso en el mensaje general? Algunos ejemplos de canales son tu sitio web, tu blog, las redes sociales y el correo electrónico, por nombrar algunos.

Forma: ¿cómo se presenta el contenido?, ¿es escrito, gráfico, de audio, de vídeo o una combinación de formas?, ¿cómo lo va a consumir y cómo va a interactuar el usuario con el contenido?

Todos estos componentes deben de tenerse en cuenta a la hora de crear contenidos y establecer una estrategia. 

Pero, ¿para qué sirve todo esto?

¿Por qué necesitas una estrategia de contenidos digitales?

Seguro que no estás creando una estrategia de contenidos sin motivo. Entonces, ¿por qué es importante el marketing de contenidos para el inbound marketing y el crecimiento de tu negocio? Vamos a revisar algunas de las principales razones por las que necesitas una estrategia de contenidos:

Demostrar y establecer experiencia

La creación de un buen contenido es una oportunidad para posicionar tu marca como el principal experto en su industria. Los clientes responderán más favorablemente a una marca que es líder de opinión en su nicho específico. Utiliza tu estrategia de contenidos como una oportunidad para mostrar tus conocimientos y experiencia exclusivos.

Genera confianza

La gente confía más en los expertos que en los aficionados y los contratará para resolver sus problemas específicos. Tu estrategia de contenidos definirá las mejores formas de crear confianza en tu marca por parte de los consumidores, abordando estos problemas y explicando cómo puedes resolverlos.

Mejorar los resultados de la búsqueda orgánica y el SEO

Cuando creas un mejor contenido, los motores de búsqueda como Google reconocerán que tu contenido es útil para los usuarios y tendrán prioridad tus resultados sobre los de tus competidores. Un buen contenido es el primer punto de partida cuando se trata de una estrategia de SEO.

Generar más clientes potenciales

Este es, obviamente, el más importante. Tu estrategia de contenidos permitirá que más usuarios que no están familiarizados con tu marca te encuentren y se relacionen contigo, lo que te llevará a tener más oportunidades de crear nuevos clientes.

Atraer a los clientes ideales

Tan importante como el volumen de nuevos clientes potenciales es la calidad de los mismos. Un mejor contenido significa más oportunidades de encontrar usuarios en tu público objetivo que están en el mercado para consumir tu producto o servicios.

Crear contenidos que se puedan compartir

Tu estrategia de contenidos te ayudará a elaborar materiales que no sólo sean útiles para tu audiencia, sino también para tus círculos sociales. Convertir a tu audiencia en defensores de la marca es una de las mejores formas de generar nuevos clientes potenciales.

Aumentar el número de visitantes que regresan

El contenido recurrente dará a los visitantes una razón para regresar a tu sitio web después de su visita inicial, creando una comunidad de usuarios. Esta comunidad tiene el potencial de convertirse en un activo extremadamente valioso para tu marca al cultivar nuevos defensores.

Establecer la autoridad de la marca

Tu contenido demuestra tu capacidad para superar a tus competidores en lo que haces. Tu público objetivo sabe que obtendrá respuestas a sus preguntas; todo lo que necesitan saber es que tú les darás la mejor solución a su problema.

Construir backlinks del sitio web

Tu contenido experto será un jugoso objetivo para que otros sitios web lo enlacen, estableciendo aún más tu liderazgo de pensamiento en la industria. Dependiendo de los sitios que enlacen tu contenido, tu audiencia puede aumentar considerablemente. Además, los backlinks son uno de los principales criterios que utilizan los motores de búsqueda para clasificar tu sitio, lo que mejorará tu SEO.

Tipos de Marketing de Contenidos

Hay muchos tipos de contenido que puedes incorporar a tu estrategia. Aquí te doy algunos de los ejemplos más comunes:

Publicaciones en tu blog

El blogging es un método probado de utilizar la escritura como herramienta de marketing de contenidos. En pocas palabras, el blogging es cuando, como líder de opinión o experto en la materia, escribes con frecuencia sobre temas que son importantes para tu audiencia. Lo mejor de la estrategia de contenidos de un blog es que cualquiera puede hacerlo -independientemente de su sector o nicho- y es fácil empezar.

eBooks

En lugar de sentirse como una entrada más del blog o un vídeo, un libro electrónico descargable se siente como un elemento genuino de valor. Suponen un poco más de esfuerzo que un contenido escrito estándar, pero la recompensa merece la pena. Colocas tu libro electrónico detrás de un formulario de captación para capturar la información de contacto de los usuarios e introducirlos en un embudo de captación.

Cómo crear un ebook para tu estrategia de contenidos

Casos de Estudio

Un caso de estudio es un relato a detalle de un proyecto realizado por tu empresa. Comienza con la presentación de un problema, continúa con una explicación de lo que ocurrió después y concluye con una explicación de cómo se soluciono o se mejoró. Un buen caso de estudio también proporcionará análisis y estadísticas que respalden las afirmaciones hechas sobre los resultados de un proyecto. Utiliza los casos de estudio para mostrar cómo puedes resolver los problemas de tu público objetivo.

Plantillas o Templates

Las plantillas son un excelente tipo de contenido con el cual experimentar, ya que pueden ayudarte a generar clientes potenciales al tiempo que proporcionan valor a tu audiencia. Si dispones de herramientas de plantillas para ayudar a tu audiencia a ahorrar tiempo y tener éxito, es más probable que conecten con tu contenido en el futuro.

Infografías

Los datos pueden organizarse y visualizarse de forma más convincente con infografías que sólo con palabras. Son excelentes formatos de contenido para utilizar si necesitas transmitir una gran cantidad de información de forma sencilla y comprensible.

Vídeos

Los vídeos llevan más tiempo y esfuerzo que el contenido escrito, pero a medida que el marketing visual se hace más popular, van cobrando más importancia. Los vídeos tienen casi 40 veces más probabilidades de ser compartidos en las redes sociales que otras formas de contenido, así que no ignores esta oportunidad de fomentar el compromiso con tu audiencia.

Podcasts

Si tu audiencia no tiene tiempo o interés en leer contenidos todos los días, inicia un podcast para ayudarles a descubrir tu marca. Considera la posibilidad de hacer un podcast si tienes personas interesantes para entrevistar o debates interesantes para presentar.

Redes sociales

Las publicaciones en las redes sociales son fundamentales para ampliar el alcance de la marca y ofrecer contenido a tus clientes en el lugar donde pasan su tiempo. Es importante recordar que hay que adaptar el contenido al canal de medios sociales específico en el que se pretende publicar. Por ejemplo, Instagram es más adecuado para imágenes, infografías y vídeos, pero Twitter requiere contenidos más cortos y con más garra.

¿Cómo crear una Estrategia de Contenidos?

Muy bien, ahora es el momento de ponernos a trabajar y “ensuciarnos las manos”. Estos pasos te ayudarán a crear tu propia estrategia de contenidos. Asegúrate de seguirlos en orden, ya que cada uno se basará en el anterior.

1. Establece tu misión y tus objetivos

Esto facilitará que te centres en lo que es importante y mantengas el rumbo de tus esfuerzos de marketing.

Misión: esto es lo que quieres lograr, pero no es necesariamente el resultado final. Esto servirá de puente entre el punto en el que te encuentras y el punto al que quieres llegar.

Objetivos: son los hitos medibles y alcanzables en tu camino hacia la consecución de tu misión. Son importantes: hazlos muy específicos para que se puedan desglosar más en tareas individuales.

2. Establece tus KPI

Los indicadores clave de rendimiento son las mediciones del progreso hacia tus objetivos. Identifica los KPI que te permitirán conocer mejor la eficacia de tu estrategia de contenidos y los aspectos que pueden mejorarse. Puedes incluir cosas como el tráfico del sitio web, los nuevos clientes potenciales, el costo por adquisición, etc.

3. Conoce a tu público

Realice una investigación para identificar quién es tu audiencia actual y cómo es tu público objetivo. Los datos demográficos te ayudarán a darte una idea general de tu público. Una vez que hayas identificado a tu público, crea tus buyer personas para guiar tus mensajes y contenidos a los diferentes segmentos.

4. Realiza una auditoría de contenidos

Revisa todo el contenido que has creado en el pasado y evalúa lo que necesita ser cambiado, eliminado o reutilizado para su uso futuro. Muchas piezas de contenido que has creado en el pasado pueden ser útiles para el contenido futuro (con una pequeña actualización). No está de más reutilizar el contenido antiguo cuando sea apropiado, especialmente si tuvo éxito cuando se publicó originalmente. Identifica cualquier vacío en tu contenido que represente oportunidades para nuevos contenidos.

5. Identifica los mejores canales y tipos de contenido

Si ya tienes un gran número de seguidores en las redes sociales, aprovéchalo para el contenido que crees. Lo mismo ocurre con cosas como el tráfico del sitio web o las listas de suscripción por correo electrónico. Los canales que identifiques dictarán los tipos de contenido que produzcas.

6. Elige un sistema de administración de contenidos

Hay una gran cantidad de opciones para las herramientas de administración o gestión de contenidos. Recomendamos buscar plataformas establecidas como WordPress para ayudar a gestionar y automatizar tu estrategia de contenidos. Estas herramientas te mantendrán organizado y muchas tienen funciones integradas para agilizar el proceso de creación de contenidos.

7. Desarrolla un calendario de contenidos

Establece un calendario para publicar contenido, incluyendo en qué plataforma publicarlo. Un calendario de contenido mantendrá las cosas organizadas a medida que creas más y más contenido, de modo que tanto tú como los miembros de tu equipo sabrás(n) qué contenido ha salido, en qué se está trabajando y qué es lo próximo.

8. Crea tu contenido

¡Por fin puedes empezar el trabajo! Sigue tu calendario de contenidos y planifica lo que hay que hacer para crear el contenido que vas a publicar. Investiga tus temas y luego escribe los blogs, graba los podcasts, diseña los gráficos y graba los vídeos.

9. Distribuir y comercializar

Crear una estrategia de promoción de contenidos. Algunos contenidos amplificarán otros, como las publicaciones en las redes sociales para promocionar un nuevo blog, o un correo electrónico para anunciar un nuevo eBook. Recuerda que «lo perfecto es enemigo de lo bueno» cuando crees tus contenidos. No dediques más tiempo del necesario a la creación de tus contenidos. Al fin y al cabo, están pensados para ser consumidos.

10. Medir y perfeccionar

Analiza los resultados de tu contenido basándote en los KPI que identificaste en el segundo paso. Identifica lo que ha funcionado, lo que no ha funcionado y lo que puede mejorar. La creación de contenidos es un proceso interminable de creación, distribución y perfeccionamiento, así que no saltes este paso.

¿Qué sigue?

Utiliza esta guía para desarrollar tu propia estrategia de contenidos y los resultados hablarán por sí mismos. El único punto es que tienes que hacerlo, lo que requiere tiempo, energía y esfuerzo, pero créeme que vale la pena.

El desarrollo de contenidos es sólo un rasguño de la superficie. Los servicios de inbound marketing implican la investigación de consultas de búsqueda y palabras clave, el establecimiento de objetivos de marketing, el desarrollo de buyer personas, la investigación de la competencia, la alineación de ventas y marketing, y mucho más.

Para llevar a cabo con éxito el inbound marketing, se necesita una estrategia de contenidos digitales.

Tags:

También te puede gustar este contenido

Estrategia de Marketing Digital

OKrs: qué son y cómo crearlos con grandes ejemplos ⭐

Por: en 08/11/2021

Busca tu espacio de estudio, ponte modo relax y toma un rato de tu tiempo para aprender sobre OKrs y su influencia en tu plan estratégico ✔

Estrategia de Marketing Digital

Neuromarketing: definición de marketing experiencial

Por: en 08/11/2021

Acompáñame a aprender sobre qué es el neuromarketing, cómo se vincula con la experiencia y 3 Consejos claves. ¡Este Blog está de lujo!