Seguro todos estamos familiarizados, incluso tal vez cansados, de escuchar los términos: “Big Data”, “Machine Learning”, “ciencia de datos” e “inteligencia artificial”. Estos se han popularizado en los últimos años, y con el auge del mundo digital en la pandemia, ahora más que nunca es fácil verlos en todas partes.

Por otro lado, también es común verlos aplicados a sentencias como: “los datos son el principal activo de cualquier compañía” o “los datos son el motor que mueve el mundo”. Pero, en términos prácticos para las empresas y sus procesos de mercadeo, ¿qué significa esto realmente?

Nuestro objetivo no es abordar los conceptos desde el punto de vista de tecnología o Machine Learning, sino entender cómo los datos impactan de manera directa y significativa las estrategias de marketing de cualquier empresa, sea pequeña o grande.

Recordemos que el valor de los datos no está en su captación o cantidad, sino en el conocimiento del que ella se infiere, lo insights que produce y su capacidad para con ella tomar las mejores decisiones. Por eso, sin importar el tamaño de las empresas, sus estrategias de mercadeo siempre se verán directamente influenciadas por los datos.

Entonces, si los datos se convierten en información, ¿cómo es posible acceder o hacer realidad esta transformación? La respuesta está en la analítica digital.

eBook: Herramientas de Google para el Marketing de tu empresa

Google es mucho más que un buscador. Encuentra en este material las principales herramientas que ofrece y cómo utilizarlas en tu embudo de ventas

¿Qué es la analítica digital?

La analítica digital se entiende como los programas, métodos y procesos que se utilizan para captar, estudiar, analizar e inferir los datos que se obtienen mediante la interacción de diferentes usuarios en medios digitales. Pensemos este término como una gran sombrilla que cobija todas las acciones mencionadas, pues la analítica no es posible sin la articulación de trabajo de muchos equipos.

Tradicionalmente, la analítica digital se relaciona con los datos recopilados en las visitas de los usuarios a los diferentes portales web, pero en realidad abarca cualquier canal o interacción online. Por ejemplo, los datos de las redes sociales, aplicaciones móviles, portales de streaming, navegadores GPS o cualquier otra plataforma en la que podemos observar las reacciones del público frente al contenido, o tengamos disponible un historial con información relacionada con la actividad.

Más que solo datos

Sin embargo, recopilar los datos es tan solo el primer paso, e incluso el más simple de todos. Los datos por sí mismos no generan valor, por el contrario, solo acumulan espacio y recursos. Lo verdaderamente valioso es su adecuado uso e interpretación para darle sentido a un análisis y, por ende, a una propuesta de mejora o de acciones concretas.

Estos datos deben llevar a preguntas, y estas a respuestas deben guiar acciones que impacten el proceso de adquisición de clientes. Si, por ejemplo, tenemos las métricas de contenido que nos indican una mayor interacción con formatos específicos, allí tenemos material suficiente para hacer preguntas: ¿está funcionando el tipo de contenido o la información dentro de los videos? ¿tienen algo en común? ¿está relacionado con la hora de publicación?

Herramientas de analítica

Ahora, ya sabemos por qué los datos son valiosos y en dónde los encontramos, pero, ¿cómo los captamos? Para ello hay herramientas de todo tipo: por suscripción, por uso, por cuenta, gratis, con períodos de prueba, etc., que permiten captar, analizar y gestionar los datos. Aquí hemos recolectado algunas que son básicas, gratuitas, y permiten tomar buenas decisiones.  

Para análisis de páginas web:

1.   Google Analytics.

2.   Google Search Console.

3.   Awstats.

4.   Histats.

5.   Woopra.

Para análisis de redes sociales:

1.   Facebook Insights.

2.   Hootsuite.

3.   Sprout Social.

4.   IFTTT.

5.   Buzzsumo.

Para contenido y SEO:

1.   SemRush.

2.   Ahrefs.

3.   AnswerThePublic.

Por supuesto, podríamos nombrar miles más que captan datos y los presentan de manera personalizada para ser analizados; incluso herramientas como Dataset Search de Google ya nos presentan Datasets para obtener análisis sin tener que esperar a recopilar los datos.

Decisiones estratégicas adecuadas

Sean datos propios o de terceros, ¿cómo convertirlos en insights para tomar las mejores decisiones?

Lo primero es contar con roles profesionales y expertos en la gestión y administración de la data. Es importante tener arquitectos de datos, para estructurar adecuadamente el almacenamiento de los mismos, así como analíticos y/o científicos de datos.

¿Por qué? El manejo de grandes cantidades de datos y la transformación de estos para la toma de decisiones complejas es un proceso compuesto por diferentes fases. En las más grandes compañías, cada una constituye el trabajo de un profesional experto. En las pequeñas y medianas empresas, es posible lograr resultados similares con menos recursos implementando las herramientas y los perfiles adecuados.

Para esto, es necesario comprender el circuito completo de la Ciencia de Datos:

Así, una pequeña o mediana empresa puede echar mano de profesionales en Python, en herramientas de bibliotecas de procesamiento de datos o de APIs para la extracción.

Dentro del marketing digital, siempre se habla del término “equivocarse rápido”, el cual hace referencia a esa combinación exitosa de probar, analizar y corregir con base en la información obtenida de dicha prueba. Es en este punto en donde los analíticos interpretan los datos y dan los lineamientos para optimizar los recursos y cumplir los objetivos de manera escalable y sostenible.

Así, si un usuario de mi portal web no cumple ciertas acciones que he planeado para su visita, puedo analizar la interacción y conocer cuáles son las razones por las que el público interesado no sigue los call to action con más facilidad. Estos análisis nos permiten hacer correcciones, o al menos intentar otras posibilidades hasta lograr cumplir los objetivos trazados.

Paso a paso para implementar la analítica digital en mi empresa

Primero, recordemos que aplicarla ya no es una opción como antes lo era. La analítica digital es la verdadera razón por la que podemos generar resultados efectivos y medibles en cualquier estrategia y, por ende, son determinantes en el éxito de cualquier compañía.

Ahora bien, ¿cómo lo pongo en práctica en mi empresa?

El paso a paso es sencillo, pero estricto. Lo primero es establecer objetivos claros. Con ellos se debe proceder a determinar unos indicadores y establecer cuáles serán las conversiones online, tanto pequeñas como grandes, que requiero para cumplir esos objetivos.

En tercer lugar, es importante establecer cuál será la herramienta que mejor se adapta a las mediciones que necesito para analizar dichos objetivos. ¿Es necesaria una herramienta que mida el tráfico o que mida las compras? Esto debe ir acompañado de una empresa o profesional que lidere el proceso, alguien certificado y con experiencia en analítica digital.

Finalmente, de manera periódica, cuando se cuente con suficientes datos (por ejemplo, al menos 1.000 visitantes la web), analizar los resultados de los objetivos e indicadores propuestos. Así, podremos poner en práctica lo que motiva este texto: cómo, basado en los datos de que ya tengo, podré tomar acciones para optimizar y mejorar la consecución de dichos objetivos.

Si buscas implementar de manera profesional la analítica digital para potenciar tus estrategias digitales puedes contar con una agencia de marketing digital como MT Agencia.

Tags:

También te puede gustar este contenido

Marketing Digital

Para qué sirve un Customer Journey Map? 🗺️ – Guía práctica

Por: en 08/11/2021

¿No sabes para qué es útil un customer journey map? No pasa nada, para eso estamos aquí, con este Blog. Aprende el por qué y cómo se debe hacer...

Marketing Digital

¿Cómo crear una página web para ventas ganadora? 5 pasos claves

Por: en 08/11/2021

Spoiler: no creas que al terminar este Blog la tarea esta “hecha”. Crear una página web para ventas es de cuidado constante, con estos pasos...