¿Has escuchado que dos cabezas piensan más que una? ¡Ahora imagínate tener muchas cabezas pensando juntas cómo resolver un problema! De eso se trata el brainstorming, una técnica de co-creación en el que un grupo de personas se reúne para pensar en ideas que ayuden a alcanzar un objetivo específico de una organización, solucionar un desafío o encontrar la causa de un problema que se esté presentando.

Esta técnica es especialmente útil cuando los equipos de trabajo se enfrentan a retos complejos que requieren de una solución creativa. Sin embargo, hacer un brainstorming no se trata simplemente de poner a varias personas en una misma sala a pensar juntas. Por el contrario, requiere metodología, disciplina y de una serie de decisiones que influirán en el éxito de tu reunión.

Después de haber hecho decenas de sesiones de brainstorming, aprendíer de los errores y de las buenas prácticas que tiene esta técnica. Así que, te explicaré el paso a paso para planear tu próximo ejercicio de co-creación y obtener cientos de ideas que podrán ser útiles en la resolución de tu problema de negocio.

¿Cuál es el objetivo del brainstorming?

cual-es-el-objetivo-del-brainstorming

A diferencia de lo que muchas personas piensan, esta técnica no tiene como objetivo obtener una gran idea, o la solución definitiva. El fin principal de hacer una brainstorminglluvia de ideas es obtener una gran cantidad de posibilidades distintas para resolver un problema (en marketing digital, por ejemplo), crear una campaña, lanzar un producto, entre otros. 

Esto implica que en tu sesión debes aceptar la posibilidad de obtener muchas ideas inviables, difíciles de ejecutar o descabelladas. Pero no te preocupes, este es el tipo de iniciativas que abrirán tu mente a nuevas posibilidades y un pensamiento creativo, te darán pie a las mejores estrategias para cumplir con tu objetivo. 

Con esta premisa en mente debes asegurarte de que al momento de juntar a tu equipo de trabajo, todas las personas se sientan cómodas para expresar las cosas que se les vienen a la cabeza y crear una tormenta de ideas. 

No hay peor enemigo de un espacio de cocreación que el miedo a ser juzgado o frases como: “eso no va a funcionar” / “eso ya lo hicimos antes y no dio resultado”.

Deja claro desde el principio que todas las ideas son bienvenidas, que está prohibido juzgar o calificar negativamente las ideas de los demás y que cada persona tendrá como reto sacar el mayor número de ideas y crear mapas mentales, sin importar su profundidad o nivel de detalle.

Pasos para aplicar la técnica del Brainstorming

pasos-para-aplicar-la-tecnica-del-brainstorming

Como cualquier comité, junta de presentación de resultados o reunión formal de una organización, el brainstorming requiere de una preparación previa. Esta preparación es fundamental para que al momento de juntar a las personas obtengas un buen resultado.

Créeme, he participado en muchas juntas de técnica grupal en brainstorming que han sido improductivas solamente por cuenta de una mala planeación. Así que si estás pensando hacer una, sigue estos siete pasos antes de invitar a tus participantes

1. Define muy bien tu objetivo o problema

Aunque parezca algo obvio, este es el punto en el que la mayoría de las sesiones de brainstorming fallan. No tener un objetivo claro da como resultado una sesión en la que las personas piensan sin foco. Y no me malinterpretes, si bien al comienzo te dije que el objetivo es tener el mayor número de ideas posibles, estas ideas deben apuntar a un resultado específico.

Antes de invitar a otras personas a cocrear, pregúntate: ¿por qué las estás invitando?, ¿cuál es el problema o reto que estás intentando solucionar? y, ¿por qué ese problema requiere de una solución creativa construida por varias personas? 

El objetivo de tu sesión de brainstorming debería ser específico. Evita convocar a sesiones en las que tienes objetivos como, “vender más”, por ejemplo. Es preferible que tengas un alcance más limitado como: por ejemplo: atraer más personas a tu tienda física, conseguir más visitantes para tu sitio web o crear la estrategia de lanzamiento de un nuevo producto.

Cuando el objetivo de tu brainstorming es específico, las personas tienden a encontrar más ideas creativas y de la misma forma hay más receptividad frente a las ideas de los demás. Por el contrario, si tu objetivo es muy general, los participantes de tu brainstorming se sentirán abrumados y tendrán la percepción de que ninguna idea es lo suficientemente buena como para alcanzar un objetivo tan ambicioso.

2. Construye tu buyer persona

En la mayoría de los casos, los brainstorming se realizan para crear ideas que impactarán al consumidor final de una empresa. Una de las herramientas que más ayuda en un ejercicio de este tipo es tener un Buyer Persona claro. 

Esto ayudará a los participantes a inspirarse en los dolores, objetivos y retos que tiene el comprador objetivo de la organización. Y sin duda, dará pie a ideas más empáticas y pensadas para el público que recibirá la solución final. 

Si nunca has creado un Buyer Persona, te recomiendo este artículo en el que te explicamos el paso a paso para crear uno y además, te mostramos una muy buena herramienta que te ayudará en el proceso.

3. Selecciona los participantes

Una de las claves para un brainstorming exitoso es tener diversidad de participantes. De hecho, es muy buena práctica traer invitados que tengan poca relación con el problema, o inclusive invitar a clientes o personas que traigan una visión externa a la organización. 

Algo fundamental a la hora de seleccionar a los participantes es pensar en los roles actuales que ocupan estas personas en la organización. Por lo general, cuando en un brainstorming participan personas con roles de liderazgo, estas tienden a acaparar la conversación o influir demasiado en la recepción que los demás participantes tienen de una idea concreta. 

Si en tu caso es fundamental que participen personas con roles de gerencia o dirección, te recomiendo que hables con ellas previamente, las prepares para que lleguen con una mentalidad abierta al espacio de cocreación y que sean conscientes de que por su rol, sus palabras tienen mucho poder y pueden limitar el resultado de este ejercicio. 

Otra forma como puedes manejar la presencia de líderes dentro del Brainstorming es dándoles roles de moderación, en los que hagan preguntas inteligentes, controlen los tiempos de las intervenciones o expongan a los demás el reto que deben resolver durante la sesión.

4. Escoge una persona moderadora

Como acabas de ver, tener una persona que modere el espacio de Brainstorming es fundamental. Esta persona debe tener la capacidad de exponer claramente el problema, motivar la participación de los demás, mantener al equipo concentrado y velar porque las reglas de la actividad se cumplan permanentemente. 

Un brainstorming sin moderador tiene dos riesgos principales: 

1. El primero es que la actividad se desvíe de su foco principal y se terminen generando ideas para el problema equivocado. El segundo es que haya poca diversidad en la participación y se concentre todo en las intervenciones de un par de personas.

2. El segundo es que haya poca diversidad en la participación y se concentre todo en las intervenciones de un par de personas.

Quien modere tu Brainstorming debe ser una persona carismática, con espíritu de liderazgo y una visión objetiva del problema. Alguien capaz de impulsar a los demás a dar sus ideas cuando estas no fluyan, pero también a controlar la voz de personas que se desvían de las reglas del juego.

5. Diseña una agenda

Ahora que tienes un moderador y unos participantes, diseña la agenda de tu Brainstorming. Hay algunas cosas que no te deberían faltar nunca en ella. La primera es un “icebreaker”, o una actividad para romper el hielo y permitir que las personas entren en confianza. Puede ser un juego o un espacio para compartir historias. 

El objetivo de esto es que al momento de idear, todos se sientan en un clima seguro y cercano para compartir sus iniciativas.

La segunda cosa infaltable en la agenda de tu Brainstorming es tener un espacio claro para socializar el objetivo, reto o problema de la sesión. Asegúrate de explicarlo claramente, traer ejemplos y abrir un corto espacio para preguntas, que te permita asegurarte de que todos tienen una visión compartida del objetivo. 

Finalmente, antes de idear, deberías incluir un espacio de inspiración. Trae videos, casos de éxito de otras compañías que han resuelto un problema similar al tuyo. Esto será la chispa para encender la creatividad de tus participantes.

6. Elige una técnica

Analiza qué mecánica vas a escoger al momento de poner a las personas a pensar y compartir sus ideas. Existen distintas técnicas. Te enseñaré las más populares en la sección de abajo.

7. Define las reglas del juego

Para terminar los preparativos de tu brainstorming define unas reglas básicas de participación. Estas son mis favoritas

1) Prohibir el uso de teléfonos móviles o uso de correo electrónico durante la sesión.

2) Respetar la palabra de cada participante. 

3) Evitar calificar negativamente las ideas de los demás. 

4) Definir un tiempo limitado para la actividad completa y para cada intervención. 

5) Construir sobre la idea de los otros, siempre que sea posible.

Brainstorming en 3 ejemplos

brainstorming-en-ejemplos-blog-rd-station

Las técnicas de brainstorming son muy útiles para que tu sesión sea productiva y creativa. Existen técnicas de ideación individual como la mesa redonda o métodos grupales como el Método Charette. La escogencia de la técnica dependerá del número de personas, el tipo de reto y el nivel de creatividad que requieras para la solución. A continuación, te doy algunos ejemplos de técnicas que te serán útiles en tu día a día:.

  • Mesa redonda

Es la técnica más popular y conocida de Brainstorming. Consiste en poner a todos los participantes juntos en una misma mesa e invitarlos a pensar en soluciones de forma individual. Normalmente, deberás dar un tiempo limitado para pensar y otro tiempo para socializar.

Cada participante escribirá (idealmente en post-its) cada una de sus ideas. Posteriormente, harás una ronda por todos los participantes para que hagan una descripción corta de todas sus ideas. Es importante que la descripción sea breve, de no más de 30 segundos por idea. Recuerda que el objetivo es tener tantas ideas como sea posible y no tener pocas ideas con mucha profundidad.

El rol del moderador en este método será agrupar las ideas por áreas similares. De esta forma, cuando hayas pasado por las ideas de todos los participantes, podrás tener una visión general de los grupos de ideas que surgieron en la conversación.

  • Método Charette

Este método consiste en facilitar espacios de ideación en equipo. Lo primero que debes hacer es definir temas generales. Por ejemplo, si estás haciendo un brainstorming para crear una estrategia de contenido, podrías tener un tema para contenidos en video, otro tema para contenidos escritos, otro para contenidos educativos y así sucesivamente. 

Luego de escoger los temas, dividirás a tu equipo en pequeños grupos. Cada grupo deberá pasar por cada tema durante un tiempo limitado y pensar en ideas para ese tema específico. Al final del ejercicio los grupos podrán socializar las ideas que han tenido y abrir una discusión de cuáles son las ideas que tienen más aceptación en el equipo.

  • Figure Storming

Si lo que buscas es una lluvia de ideas con mucha creatividad este método te va a encantar. El figure storming consiste en hacer un juego de roles, donde las personas de tu equipo se ponen en el papel de una figura pública y piensan cómo esa figura resolvería el problema.

Por ejemplo, si tienes que lanzar una campaña de marketing, puedes elegir tres personajes: Donald Trump, Shakira y Cristiano Ronaldo. Una vez definidos los personajes, tu equipo deberá crear ideas pensando de la siguiente manera: ¿qué haría este personaje si tuviera que resolver este reto? 

De allí surgirán muchas ideas chistosas y creativas. Es probable que el primer grupo de ideas, no sea de mucha utilidad. Lo interesante viene cuando tu equipo empieza a construir ideas viables, sobre las ideas descabelladas que surgen al comienzo.

En resumen

El brainstorming es la mejor manera de solucionar un problema complejo a través del poder del pensamiento colectivo. Para que tu sesión sea exitosa, debes prepararla, invitar a las personas correctas y definir un método que facilite el pensamiento de soluciones creativas. 

Entre más ideas surjan, es más probable que encuentres la solución adecuada. Por eso, es fundamental que crees un clima de confianza para que todos se sientan seguros de arrojar el 100% de su creatividad.

brainstorming-en-resumen-blog-rd-station

Tags:

También te puede gustar este contenido

Estrategia de Marketing Digital

Qué es un buyer persona: pasos, ejemplos y generador online

Por: en 08/11/2021

Aprende cómo y por qué crear una Buyer Persona es imprescindible para tu estrategia de Marketing Digital

Estrategia de Marketing Digital

[Video Blog] Inbound Marketing en 5 pasos + ejemplos ⭐

Por: en 08/11/2021

¿Es molesto qué te digan qué es pero no cómo hacerlo, verdad? ¡Aquí te enseñamos cómo hacer Inbound Marketing en 5 pasos!